El Papa Francisco envía carta a Movimientos Populares Argentinos reunidos en en el Santuario de los Santos Latinoamericanos

12313515_1645233359051261_7688049661188497135_nEn el marco del reencuentro de movimientos populares argentinos realizado el  sábado 5 de diciembre en el Santuario de los Santos Latinoamericanos en el partido de Lomas de Zamora con objetivo de seguir construyendo una agenda común de los movimientos populares para continuar con la lucha por Tierra, Techo y Trabajo, el Papa Francisco hizo llegar a los más de 400 delegados de un centenar de organizaciones, una carta saludando a los movimientos populares reunidos para profundizar los debates alcanzados en los encuentros anteriores.

A continuación, transcribimos la carta de Francisco:

Envío un saludo fraterno a todos los movimientos de Argentina que se reúnen para profundizar los debates del Encuentro Mundial de Movimientos Populares y trabajar por la dignidad de los más humildes. Un saludo especialmente afectuoso a los cartoneros, trabajadores de empresas recuperadas, vendedores ambulantes, artesanos, cooperativistas y demás trabajadores de la economía popular; a los campesinos, agricultores familiares y pueblos originarios; a los habitantes de las Villas, Asentamientos y Barrios populares; y a todos los que se empeñan por la Tierra, el Techo y el Trabajo. Como les dije en Bolivia, “el futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites. 

 

Está fundamentalmente en manos de los Pueblos (…) con capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de ‘las tres T'”. En esa ocasión, hablamos de tres grandes tareas: 1) poner la economía al servicio de los Pueblos, 2) unir a nuestros pueblos en el camino de la paz y la justicia y 3) defender la Madre Tierra. 

 

Confío en que a través del diálogo, el compromiso social y la organización comunitaria encontrarán los caminos adecuados para desarrollarlas. Espero nos encontremos pronto. Sepan que rezo por Ustedes. Les pido, por favor, no se olviden de rezar por mí.

 

Francisco