La Iglesia debe estar con el pueblo. Continúa la discusión en la reunión de los Movimientos Populares

IMG_5895Nunca deja de sorprender el Encuentro de los Movimientos Populares en el Vaticano “Tierra, Trabajo, Techo”. Después del discurso del Papa, se celebró en el Salón del Antiguo Sínodo un debate inimaginable hasta hace poco. Un testigo de lucha del Ejército Zapatista de Liberación Nacional por un mundo “con justicia y dignidad” – expresado por Víctor Hugo López Rodríguez, Centro de Derechos Humanos mexicano Bartolomé de las Casas – acompañado por el recuerdo de los mártires que han sido impopulares en el Vaticano como el Mons. Oscar Romero.

A pesar de la profunda estima por el Papa Francisco no han faltado las críticas a la institución eclesiástica: su papel desempeñado en el pasado, por ejemplo, al respeto de los pueblos indígenas, y en el contexto actual, en su prestado apoyo al golpe de Estado en Honduras, sobre las consecuencias se ha concentrado una apasionada carta entregada a Francisco por parte de la COPINH (Consejo de las Organizaciones Populares Indígenas de Honduras) y leida por Berta Cáceres: “Queremos que en Honduras pueda renacer una Iglesia comprometida con los más pobres, como aspiraban nuestros mártires y santos, de padre Guadalupe Carney hasta Monseñor Romero, no con los cardenales que conceden su bendición a los golpes de Estado y a sistemas de poder que persiguen a los que caminan por la liberación también dentro la Iglesia “. Cuando la referencia es claramente a la tarjeta. Rodríguez Maradiaga, apodado por su pueblo, en el momento del golpe de Estado, “Cardenal golpista” o “cardeMal” por su apoyo abierto al régimen golpista, y luego elegido por Francisco para presidir el grupo de cardenales responsables de la preparación de un propuesta de reforma de la Curia. Sobre el acompañamiento de los movimientos populares de la Iglesia hablò el jesuita Michael Czerny, del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, que, al cuestionar los movimientos de sus expectativas en los formularios que acompañan a la Iglesia, hizo hincapié en la necesidad de “encontrar el camino juntos.” Daniel Pascual maya y guatemalteco hizo una pregunta específica: realmente que importancia dan los obispos al mundo real? Su papel es tal vez similar a la ejercida por los muchos sacerdotes asesinados, obispos mártires como Monseñor Gerardi. Romero? Czerny también contestó el español José Antonio Vives Ruiz: “Preguntan lo que la Iglesia puede hacer por nosotros – dicho – ya es una forma de crear distancia. La Iglesia debe estar con el pueblo, deben compartir los sufrimientos de las personas que se sienten derrotados y que, con su acompañamiento, puede darle fuerza. Si la Iglesia es el pueblo, sabe lo que este necesita”. A concluir el debate fue el argentino Juan Grabois, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, haciendo hincapié en cuatro principios básicos para la lucha de los movimientos “tiempo vale más que espacio” en el sentido de que es más importante introducir o fortalecer los procesos que ocupar espacios de poder, “la unidad es superior al conflicto”, que no debe ser ignorado, pero resuelto en vista de la acción de continuar, “el todo es anterior al particular” contra todas las tentaciones de individualismo, “la realidad – por fin – es superior a la idea,” para que podamos seguir trabajando juntos para encontrar convergencias y la creación de nuevos lenguajes, sin hacer concesiones en términos de creencias, pero haciendo un esfuerzo para “compatibilizar las diferentes formas de percibir la realidad.”

Claudia Fanti

2015-06-25T10:03:29+00:00 Oct 28, 2014|Categories: Sin categoría|